Blog

¿Cómo hacer un BENCHMARKING clave para tu empresa?

Negocios Digitales

¿Cómo hacer un BENCHMARKING clave para tu empresa?

¿Querés saber cómo hacer un benchmarking que sea importante para tu empresa? Te escribimos esta guía para que te ayude en el camino al éxito. ¡Seguinos!

¿Qué es un benchmarking?

Este término en inglés significa “punto de referencia”. Por lo tanto, el benchmarking trata justamente de registrar y analizar los puntos de evaluación comparativa dentro de un aspecto, rubro de productos o servicios determinados.

Este estudio de mercado refiere a la importancia de aprender del recorrido realizado por otros miembros del mercado, para trazar nuevos horizontes de tu potencial.

Desde Academia Crandi creemos que es imposible tomar una decisión de negocio sin considerar lo que está haciendo la competencia. A su vez, el benchmarking nos permite una relación sana con la competencia, ya que no solo consideramos sus fallas, sino sus buenas prácticas, para compararnos e imitarnos.

Ya que lo consideramos tan importante, decidimos traerte hoy una serie de pasos para realizar el mejor benchmarking que puedas regalarle a tu empresa. ¡Acompañanos a descubrirlo!

¿Querés saber cómo hacer un benchmarking que sea importante para tu empresa? Te escribimos esta guía para que te ayude en el camino al éxito. ¡Seguinos!

Guía para hacer el benchmarking perfecto

1. Identificar a la competencia

No podemos hacer un benchmarking si no podemos identificar a la competencia. Muchas empresas suelen confundirse identificando a su competencia directa de la indirecta. Entendemos por competencia directa aquellas empresas con las que compartas las siguientes características:

  • Está en la misma categoría/subcategoría que tu producto o servicio
  • Satisface la misma necesidad que tu producto o servicio
  • Su precio es similar al tuyo
  • Se dirigen al mismo target
  • Si se encuentran en la misma zona de alcance

Por otro lado, aquellas empresas con las que compartis 4 o menos de los rubros anteriores son tu competencia. Solo que son tu competencia indirecta. Ambas deben ser consideradas en el benchmarking, solo que con distintos objetivos, ya que no forman parte del mismo colectivo.

2. Mapear la presencia del competidor

Una vez que has identificado a tu competencia directa e indirecta, concentrate en una de ellas. En esta etapa del estudio, mapea sus puntos de venta (encontralos geográficamente). Muy probablemente estén utilizando Google my Business, por lo cual no debería ser complicado encontrarlos en Google Maps.

A continuación, identificá qué porcentaje de tu target se encuentra en esa zona. Esto te ayudará a saber el lugar que ocupan tus competidores, y por consecuente, cuál es el que queda disponible para vos.

3. Clasificar e identificar los productos del competidor

Los productos del competidor se dividen en tres: producto estrella, producto vaca y producto perro. Veamos a cada uno de ellos en profundidad.

  • El producto estrella se refiere a aquel o aquellos productos que tienen una gran participación y un gran crecimiento en el mercado. También suelen ser productos que están en el mercado hace más tiempo que los demás.
  • El producto vaca es aquél que tiene un alto posicionamiento pero con bajo crecimiento, toda vez que tienen gran participación en el mercado. Estos productos generan ingresos que permiten a la empresa apostar y crear nuevos productos estrella.
  • El producto perro considera a aquellos que no aportan mucho a la empresa y que en un determinado momento podrían ser prescindibles.

Una vez que hayas encontrado y clasificado los diferentes productos de tu empresa, busca los tuyos. Así podes saber con cuáles tenes la posibilidad de competirles.

¿Querés saber cómo hacer un benchmarking que sea importante para tu empresa? Te escribimos esta guía para que te ayude en el camino al éxito. ¡Seguinos!

4. Identificar las buenas prácticas del competidor

Acá nos referimos a todos aquellos procesos que se ejecuten de forma acertada y que le den preferencia del target a tu competencia. Puede ser cualquier cosa: distribución del producto, método de pago, promociones, comunicación con el cliente. La idea es que encuentres su propia ventaja competitiva.

Cuando consigas saber la ventaja del competidor, nos permitirá también tener el camino mas claro para saber la nuestra. Las buenas prácticas son importantes ya que consideran de manera directa a la experiencia del cliente.

Mientras mejor sea ese proceso, mayor es la probabilidad de incrementar la retención de los compradores, generar nuevos leads, incrementar el ticket medio, etc.

5. Comparar los precios para el mejor benchmarking

Hoy en día, no es necesario hacer las ventas por un solo canal de comercialización, como sucedía en el pasado. En estos tiempos, los diferentes canales ofrecen la oportunidad de variar los precios o promociones en cada uno de ellos.

Gracias a eso, existen muchos tipos de perfiles de clientes, lo que permite pensarlos mas sistemáticamente y no como un grupo homogéneo.

Estudiá los precios que tu competidor elige para cada canal de comunicación. ¿Cuáles son más altos? ¿Cuáles son mas bajos? Esta información puede ayudarte mucho a fijar tus propios precios y promociones, y a encontrar variables en los diferentes tipos de canales.

De todos modos, aprovechamos la oportunidad para recomendarte siempre que ofrezcas a tus clientes una estrategia omnicanal. Esta estrategia se basa en el uso simultáneo e interconectado de diferentes canales de comunicación, con el objetivo de estrechar la relación entre el online y el offline.

Así, conectamos nuestros canales de comunicación, mejorando la experiencia al cliente y simplificando el proceso de venta.

6. Estudiar los canales de comunicación

Como decíamos, hoy en día los canales de comunicación son una gran parte de una empresa. No hay mejor forma de conocer a tu competidor que sabiendo todos los lugares donde tiene presencia.

El punto de venta puede ser importante, pero no dejes de lado los canales virtuales, que cada vez ocupan mayor protagonismo en una empresa. Existen las redes sociales, la tienda online, el sitio web, etc.

Un aspecto muy importante de esto es identificar el tipo de comunicación que utiliza y la frecuencia con la que lo utiliza. Cada red social tiene sus propias reglas, y no todos los públicos objetivos están en el mismo lugar.

¿Con cuál de todas se acerca mejor a su audiencia? ¿Por qué? ¿Observas un objetivo de conversión, o uno de reconocimiento de marca? Este estudio recomendamos hacerlo no más de cada seis meses, ya que este mundo cambia mucho mas rápido de lo que podemos creer.

Ahora que ya conoces cómo hacer un benchmarking

Hasta acá llegamos con la información acerca de cómo hacer un benchmarking de forma exitosa. Esperamos que te haya servido. Es uno de los estudios más importantes de una empresa, y queremos que lo hagas de la mejor forma posible.

Necesitas información clara y de valor para analizar el mercado y a tu competencia ¿Querés saber todo sobre tu industria? Descargá nuestra guía para crear tu propio bechmarking ¡y empezá a sacarle provecho!

Hace un benchmarking como un experto. Descubrí todo de tu industria. Descarga la guía ahora.

¿Tenés alguna duda? ¡Dejanos tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

lineas shape 01
circulo gris

¡Suscribite a nuestro Newsletter!

Y recibí en tu casilla de correo todas las novedades sobre Marketing y Venta Digital de la Academia.